SHELTER

Apoyo y asesoramiento a través del sistema de salud para víctimas de delitos de odio.

¿Qué es SHELTER?

SHELTER es un proyecto internacional cofinanciado por la Unión Europea a través del Programa de Igualdad, Derechos y Ciudadanía de la Dirección General de Justicia y Consumo. Este proyecto busca mejorar el acceso de las víctimas de delitos de odio a recursos y redes que puedan facilitar su protección, asistencia, apoyo especializado y favorecer la denuncia de tales actos.

Tiene una duración de 24 meses y un coste total aproximado de 344.922,72€, cofinanciado al 80% por la Unión Europea (275.938,58 €). Esta iniciativa comenzó el 1 de diciembre de 2018 y terminará el próximo 30 de noviembre de 2020.

Nuestro trabajo busca conseguir cuatro objetivos específicos

Abordar la infradenuncia existente de las agresiones y la violencia cometidas bajo el enfoque de los delitos de odio cuando estas llegan al sistema de salud.

Fortalecimiento de la atención médica y psicosocial a las víctimas de delitos de odio mediante el sistema de salud.

Facilitar el acceso de las víctimas a recursos de protección, asistencia y apoyo especializado.

Incorporar las instituciones del sistema de salud en una red internacional para apoyar a las víctimas de delitos
de odio.

Sobre el proyecto

SHELTER lleva a cabo actividades de investigación, sensibilización y capacitación para el personal del sistema de salud y los estudiantes de ciencias de la salud para revertir la tendencia en algunos de los países más afectados (en particular por parte de migrantes y refugiados). La investigación se centra en cómo las víctimas de delitos de odio acceden y son tratadas en los sistemas nacionales de salud. Gracias a sus conclusiones, se organizarán varios cursos de capacitación para el personal del hospital (enfermeras, médicos, trabajadores sociales, etc.) y estudiantes universitarios, así como una campaña para sensibilizar al público sobre los crímenes de odio y el impacto perverso que tienen sobre las víctimas; en sus grupos y en la sociedad en general.

Uno de los principales resultados del proyecto será el establecimiento de una red internacional en el ámbito de la salud y la creación de un certificado específico del proyecto “Stop Hate Damages”, para aquellas las instituciones del sistema de salud que deseen mejorar su asistencia a estas víctimas en particular.

El proyecto, dirigido por la Universidad de Castilla – La Mancha, reúne a universidades y organizaciones sociales de 4 países europeos: Hungría, Malta, Chipre y España.

Para obtener más información sobre los socios que integran el proyecto, visite la sección Quiénes somos del sitio web.